Descubre lo
nuevo de tu
entorno

Blog

Blog

Repensando el futuro: la ruta hacia las smart cities

Tendencia

Escrito el 16 octubre, 2020

El COVID-19 hizo que la ruta hacia las smart cities ganara protagonismo.

Con el 55% de la población mundial viviendo en las ciudades y la proyección de que esta cifra alcance el 60% en 2030, las ciudades del futuro -inteligentes, digitales y sostenibles- son la mejor forma de asegurar un acceso equitativo a los recursos y calidad de vida para todos.

En este artículo, aprenderás más sobre las ciudades inteligentes y verás ejemplos de smart cities actuales que sirven de modelo para la planificación urbana del futuro.

¿Qué es una smart city?

Una smart city o ciudad inteligente es un núcleo urbano que se abastece de recursos (como la energía renovable) para ofrecer a sus residentes un estilo de vida sostenible y eficiente.

La recuperación económica y social pospandemia subraya la importancia de las ciudades del futuro inteligentes, digitales y sostenibles para mejorar la calidad de vida en los centros urbanos y crear espacios más verdes, saludables, con una mejor interconectividad -lo que puede ayudar a contener la propagación del nuevo coronavirus- y con mejores prácticas de inclusión social.

Considerando lo anterior, la ruta hacia las smart cities puede justificarse desde una perspectiva tanto social como económica.

Objetivo social

  • Mejorar la calidad de vida y ayudar a contener la propagación de enfermedades en el futuro.
  • Estimular la resiliencia urbana, ayudando a las personas a reponerse de situaciones traumáticas como la pandemia.
  • Garantizar una movilidad digna mediada por un sistema de transporte competente.

Objetivo económico

  • Promover la economía circular, que consiste en aprovechar al máximo los recursos, evitando la producción innecesaria y dando prioridad a la reutilización.
  • Hacer más asequible la tecnología.

¿Cómo son las ciudades del futuro?

La planificación urbana de las ciudades del futuro se caracteriza porque, usando infraestructuras inteligentes y dispositivos tecnológicos, permiten:

  • Un desarrollo sostenible.
  • Una mejora en la calidad de vida de los ciudadanos.
  • Un mejor aprovechamiento de los recursos.
  • Una participación ciudadana activa, gracias a infraestructuras 100% inclusivas.
  • Competitividad económica sin abusar de los recursos naturales.
  • Cooperación y solidaridad entre los ciudadanos.
  • Mejorar la distribución de los recursos por medio de sistemas de ahorro energético avanzado, alumbrado y abastecimiento de agua potable.

Ejemplos de smart cities

Los principales ejemplos de ciudades inteligentes en el mundo se caracterizan por ofrecer a sus residentes altos estándares de movilidad, salud, seguridad, energía, agua potable, compromiso y participación comunitaria, desarrollo económica y vivienda, y gestión de desechos.

La lista incluye a: 

  1. Singapur: donde las tecnologías inteligentes se integran a las viviendas en un marco que considera la planificación, el medio ambiente, la calidad de vida y la funcionalidad arquitectónica. El Gobierno tiene planeado introducir iluminación inteligente en todas las vías públicas de la ciudad, y sumar paneles solares a los tejados de 6.000 edificios.
  2. Dubai: que se encuentra, actualmente, en el desarrollo de un plan para digitalizar todos los servicios gubernamentales y eliminar las transacciones en papel moneda. Además, el plan incluye un sistema de monitoreo para conductores de autobuses basado en inteligencia artificial para evitar accidentes de tráfico causados por la fatiga.

Importancia de construir ciudades inteligentes

Las smart cities ofrecen a la población una calidad de vida superior, con:

  • Sistemas inteligentes de monitoreo y medición para el tráfico, la disponibilidad de estacionamientos, el clima, etc.
  • Una mejor calidad del aire.
  • Una prestación de servicios más eficiente.
  • Métodos de gestión de desechos más salubres.

Todo esto contribuye a sociedades más justas y equitativas, resilientes y preparadas para hacer frente a los posibles retos del futuro, en especial tomando en cuenta las lecciones una vez que se supera la crisis sanitaria.

Por ello, el desafío es uno: escoger proyectos inmobiliarios adecuados para una vida urbana más sostenible y en comunidad.

Artículos relacionados

...
Calama: la ciudad del futuro

Respondiendo a la necesidad de crear ciudades totalmente sostenibles en el aspecto medioambiental, económico y […]

Leer más
...
Portabilidad financiera y la mejor tasa crédito hipotecario

Ha sido un año convulsionado para gran parte del mundo debido a las repercusiones que […]

Leer más
...
¿Sabes por qué nos ganamos el sello Best Place to Live?

“El hogar perfecto sí existe, y lo vas a encontrar”. Esta es la consigna detrás […]

Leer más

Proyectos relacionados